HISTÓRIA DEL PATERNA

Los años 20, el origen

El fútbol como tal empezó a practicarse en Paterna a principios de los años veinte, concretamente en 1922 ya hay documentos graficos que demuestran que se practicaba ese deporte en Paterna, además los practicantes ya lucían camisetas gualdinegras para disputar sus partidos, siempre amistosos, con los que se entretenían. No eran partidos de competición pero si fué el germén de lo que despues se convertiria en el Paterna Club de Fútbol.

De hecho el diario Mundo Deportivo de Barcelona se hace eco en su edición del 30 de noviembre de 1923 de un artículo en el cual se especifica que 17 clubes no federados competirian en un torneo en el que participarian equipos de Valencia, Benimaclet, Paterna y equipos de otras provincias como los alicantinos de Cocentaina y Alcoy junto con Castellón.

El fútbol iba tomando así forma cada vez más organizada en nuestra localidad, el equipo paternero participó en ese torneo con el nombre de Paterna Football Club. Este equipo ya formaba con camiseta a rayas verticales amarillas y negras «groc i negre», pantalón negro y media negras. Colores que se han mantenido hasta la actualidad para vestir al equipo más representativo del municipio.

Ya a finales de la decada de los año veinte el fútbo se habia colado entre los entretenimientos de por aquel entonces una localidad que apenas si llegaba a los 5.000 habitantes, tal era el auge que estaba tomando el nuevo deporte que además del Paterna FC también se formarón otros equipos en la localidad como el Rapid de Paterna y el CD Unión.

Los paterneros destacaron pronto como futbolistas incluso a nivel nacional, de hecho la primera figura que dió Paterna en el ámbito futbolistico fue Ismael Esteve apodado Morret que llegó a jugar en el España FC, un equipo de la ciudad de Valencia con el que ganó el campeonato de Levante en la temporada 1920-21.

A finales de la década, concretamente el 27 de diciembre de 1928 se le dió oficialidad a la práctica del fútbol en Paterna y podemos datar aquí el nacimiento del Paterna CF, aunque en aquella epoca tomó el nombre de CD Paterna, incribiendose en la Federación Española de Fútbol, participando en la segunda regional ordinaria y teniendo su sede social en la calle Maestro Canós número cuatro.

 

Años 30, Crecimiento y consolidación

Durante la década de los treinta, el Paterna va cogiendo fuerza y participando en torneo amistosos y oficiales. Poco a poco se va adquiriendo el espíritú competitivo como recoge una noticia datada en 1934 donde los gualdinegros disputaron un partido perteneciente a la Copa Federación ante el Saturno de Manises, la anécdota fue que el árbitro no se presentó al partido pero aún así se jugó , el resultado fue de tres a cero a favor de los paterneros, pero tras acabar el partido se litigó por la legalidad del resultado ya que los maniseros alegaban que al no estar el árbitro el partido era de caracter amistoso mientras que para los paterneros eran partidarios de que el resultado final fuera contabilizado porque el partido se había jugado.

Además del Paterna, en esta decada aparece lo que podiamos denominar el principio de la cantera, ya que tiene lugar el nacimiento en 1934 del CD Biberón que llevarón su rivalidad musical al terreno futbolero con el CD Unión. Ambos equipos eran los representantes de las dos peñas de música que había en la localidad, la de l’Amistat y la del Casino de la plaza. En principio el uniforme de este nuevo equipo era camiseta roja con raya blanca, pantalón negro y medias negras pero pronto adquirio la gualdinegra con la que representaban a Paterna en torneos ante otros equipos de localidades como Benimamet, Manises, Valencia, Burjasot etc…. Este CD Biberón lo formaban jovenes entusiastas que participaban en campeonatos y torneos amistosos infantiles pero que adquiririan un protagonismo fundamental para el Paterna CF tras la guerra civil.
Durante el periodo de la contienda civil entre 1936 y 1939 el fútbol cesa su actividad en Paterna o se mantiene practicamente bajo minimos y la actividad practicamente es nula, pero al terminar el conflicto, aquellos jovenes que formaban el CD Biberon vuelven a juntarse para practicar su deporte favorito. Una tarde muchos de los miembros se reunen en casa de Blas Guillem «Blayet» en la Cañada y deciden volver a la practica del fútbol además recogiendo el testigo de aquel CD Paterna nacido en 1928 y renombrandolo como Paterna Club de Fútbol, nombre que se ha mantenido hasta la actualidad.
El primer partido de aquel remozado Paterna C.F. fue todo un acontecimiento, los gualdinegros se medirían en partido amistoso al equipo del regimiento de artilleria. Con tal motivo se adecentó el campo de los Pabellones, llamado así por su cercania a los pabellones militares y al encuentro asistieron casi dos mil personas, estableciendose así un vinculo de unión especial con los militares que en aquel momento eran una de las fuerzas vivas de la localidad.
La primera alineación de aquel Paterna CF tras la guerra civil fue la formada por Juan, Mariano, Rocatí, Fabado, Zanón, A. Sánchez, Cardona, V. Roig, Elias, Manisero y Devis. Se consiguieron para aquel partido tan singular unas camisetas gualdinegras y desde entonces la groc i negre siempre ha sido defendida con el orgullo que merece.

Años 40, el campo de las Cuevas

Desde 1940 a 1946 el equipo compite tan solo en competiciones locales y fue en la temporada 1946 cuando se decide inscribir al club en la competición liguera federativa, posteriormente en 1948 la sede social se trasladó a la ya desaparecida avenida Primo de Rivera número 6, hoy Avenida de las Cortes Valencianas.

El campo de los pabellones se quedaba pequeño para el empuje que, en números de jugadores y aficionados , se estaba propiciando en Paterna por el fúbol, lo cual propició el que fue sin duda el hecho más significativo de la década que no fue otro que la construcción del campo de Las Cuevas que fue inaugurado en agosto de 1949.

Durante estos años el equipo siempre militó en la segunda categoria regional compitiendo con equipos como Alaquás, Picanya, Requena y Cheste entre otros.

Años 50, el primer ascenso de la historia
Durante los primeros años de la década de los 50 el Paterna seguiría militando en la segunda regional entre los grupos IV y VI. La cantidad de equipos afiliados a la federación valenciana era cada vez mayor y en la temporada 1953-54 el equipo queda encuadrado en el grupo Norte donde consigue un meritorio séptimo puesto con rivales importantes como el Saguntino u Onda.
Fue la temporada 54-55 la primera temporada bordada en letras de oro para los gualdinegros, los paterneros terminaron liderando el grupo Norte de la segunda regional en un final de infarto ya que se llegó a la última jornad de liga con los paterneros aventajando en un punto al Moncofar. Si ganaban lo paterneros jugarían la promoción de ascenso pero en esa última jornada el equipo fue derrotado en Rafelbunyol, menos mal que la derrota del Moncofar en Puzol hizo que el Paterna se proclamara campeón de su grupo. En la promoción el Paterna derrotó al Castellonense campeón del grupo Sur y consumó el primer ascenso de su história.
Aquel equipo del primer ascenso a primera regional era entrenado por el Sr. Oviedo y defendían la groc i negre jugadores como Orozco, Ángel, Romaguera, Bailén, Alonso, Aparcio, Giraldós, Ciscar, Puchol, Pachi, Serrano o Quique entre otros.
Durante el resto de la decáda de los 50 el equipo se mantuvo en esa primera regional llenado en cada partido el campo de las Cuevas.

Años 60, consolidación en primera regional
Fue una decáda de consolidacion en cuanto al ámbito deportivo. Las tres temporadas entre 1960 y 1963 el equipo coqueteó con el descenso pero acabó salvando la categoría. Mejor fueron los años siguientes donde los paterneros se consolidaron en la zona intermedia de la clasificación sin demasiados apuros.
En la temporada 67-68 la categoría sufria un reestructuración y descenderían nueve equipos del grupo. Pero el Paterna CF hizo una meritoria temporada para acabar en el quinto puesto. Tambien en 1967 se crea la peña «groc i negre» que desde entonces daría su apoyo siempre fiel al Paterna CF.
La temporada 69-70 volvería a haber una nueva reestructuración de la categoría, pero en esta ocasión para ascender a una nueva categoria creada y llamada regional preferente. Ascendian trece equipos en el grupo y el Paterna CF terminaría decimotercero con treinta y cinco puntos, dos más que Pedreguer y Buñol, consiguiendo por los pelos el ascenso a la regional preferente.
Fueron unos años donde no fueron muy longevas la permanencia de los presidentes que pasaron por el club. Emilio Viñals Viñals accedió a la presidencia en 1962 y dos años más tare fue sucedido por José Barbeta Vicente, quien sólo duró un año en la presidencia y al que sustituiría Antonio Visa Solé. Emilio Durá Villarrubí se hizo con la presidencia en 1967 y un año despues lo haría Vicnte Soto Coloma. La decada terminaria con el ascenso a la presidencia de Heliooro Herrero Martínez quien a prolongaría hasta 1971 y durante la cual el equipo conseguiría el mencionado ascenso a la regional preferente.

Años 70, la década prodigiosa
La temporada 70-71 significó el debut del Paterna CF en la regional preferente y logró su objetivo que no era otro que el de la permanencia finalizando el campeonato en decimoquinta posición.
Fue en el verano de 1971 cuando se produjo un hecho que se antoja de vital importancia para las temporadas posteriores, no fue otro que la inauguración del Gerardo Salvador el dia treinta de Agosto de ese año, todo un acontecimiento en la ciudad, que podía presumir según los datos de los planos del proyecto de un estadio con una capacidad para 20.797, de los cuales 5.797 serían sentados. Está capacidad nunca llegó a verse cumplida y por comodidad los aficionados que acudian al Gerardo Salvador veían los partidos sentados
El nuevo estadio lleva el nombre de D. Gerardo Salvador quien en aquella época era alcalde de la ciudad y amante del fútbol y su Paterna CF. Acuderon autoridades nacionales como el entonces ministro de la vivienda y paternero Vicente Mortes Alfonso.
En la temporada 71-72 el equipo rozaría el ascenso a la tercera división acabando cuarto clasificado y a tan solo un punto de la gesta del ascenso. Ese año accedería a la presidencia Roberto Salvador Moros. La llegada del nuevo presidente al cargo y el empuje que significó el nuevo estadio propició una verdadera fiebre por el Paterna CF para los habitantes de una localidad que poco a poco se volcaba con un equipo y unos colores.
Tras dos temporadas codeandose con la zona alta de la clasificación el club trasladó sus oficinas al Gerardo Salvador. En la temporada 74-75 el Paterna se quedó con la miel en los labios ya que solo cinco puntos le separaron del ascenso. Todavía fue más cruel la 75-76 en la que quedóo a un punto y un gol de jugar la promoción y a dos del ascenso directo.
La temporada 76-77 constituyó toda una alegría para los gualdinegros. Tras una magnifica campaña los paterneros empatarían en la tercera posición con el Mestalla y conseguía así el ascenso por primera vez en su historia a categoría nacional. La tercera división fue alcanzada por un elenco de jugadores que todavía perduran en la memoria de los aficionados más veteranos. Un equipo entrenado por Luis Domenech y jugadores como Alapont, Bernatto, Estellés, Ten, «Raspa» y un jovencisimo Subirats que, meses despues debutaría con el Valencia en primera división ante el Cadiz en Carranza, fueron algunos de los atifices de aquel brillante logro.
En los últimos años de la década de los setenta el Paterna mantuvo con solvencia la nueva categoría, aunque en la 79-80 no fue una buena temporada. De hecho esa campaña se reestructuró la tercera división y tras una mala temporada donde el equipo terminó último en la tabla de clasificación, salvaría la categoria en la promoción ante el quinto clasificado de la regional preferente el CD Benidorm. En el Gerardo Salvador los paterneros ganarían a los alicantinos por dos a cero y en la vuelta el triunfo volvía a caer del lado paternero por cero a uno. Al principio de esa temporada había tomado la presidencia Joé López Gimeno.
En las últimas tres temporadas de este decenio el club tuvo las únicas participacione de su historia en la Copa del Rey donde fue eliminado siempre en primer ronda siendo el Sevilla Atco. Jove Español y Levante UD sus verdugos

Años 80, tobogán de sensaciones
La década comienza con la llegada de Jesús Bernal Cutillas a la presidencia en la temporada 80-81. El club se mantuvo en tercera hasta la 83-84, fueron siete temporadas donde el Gerado Salvador había disfrutado con un equipo puntero en todos los aspectos, no solo a nivel regional sino también Nacional.
El descenso a regional preferente llevó consigo un nuevo descenso en la temporada 84-85 a la primera regional emptado a puntos con el CD Niño Perdido y con polémica clasificatoria por un poible descenso de los castellonense por una sanción que nunca llegó a prosperar. Eran momentos difíciles tanto a nivel económico como deportivo, la entidad pasaba por unos años complicados.
Pero el final de la década tuvo otro hecho que volvería a marcar la historia más reciente de Paterna CF. Tras unos años deambulando en primera regional, en 1989 accede a la presidencia Diego Ramón Verdú, el presidente más laureado y longevo de la historia del Paterna y bajo su batuta fue cuando el Paterna CF conseguiría alcanzar sus mayores metas deportivas.
Tras cinco campañas en primera regional ya en el primer año de mandato de Diego Ramón la historia comenzaría a cambiar. El equipo realiza una excelente temporada en la 89-90 y consigue el ascenso al quedar campeón con 57 y en un triple empate con Atco, Vallbonense y Cheste y una jornada final de infarto con un empate del Paterna en L’Eliana y otro del Cheste en Manises ante el Juventud Manisense y con lágrimas de alegría en el vestuario tras un final tan agónico.
Especial mención hay que hacer al equipo juvenil del Paterna que a principios de década consiguió el ascenso a la liga Nacional Juvenil, ahora llamada división de Honor. Los Rico, Antuán, Badillo, Valdez, Cerverón, Juan Carlos, Quique Latasa, Víctor Iranzo (nombrado mejor jugador juvenil de la comunidad valenciana) y sus compañeros comandados por su entrenador Raspa conseguirían en Aldaia una hazaña ya que dieron la posibilidad de que en la temporada siguiente por el Gerardo Salvador pasarán en competición oficial equipos como el Mallorca, Valencia, Levante, Español o Barcelona

Años 90, Sonrisas y lágrimas
No contento con aquella llegada triunfal a la presidencia de Diego Ramón, el equipo volvería a dar una alegría a la afición un año despues en la temporada 90-91 cuando los paterneros fueron campeones del grupo Centro de Regional Preferente consiguiendo por segunda vez en su historia el asenso a tercera división.
El sueño de la tercera apenas si duró en esta ocasión un año, ya que la remodelación de la tercera división haría que diez equipos del grupo valenciano sufieran el descenso y tan solo ocho se salvarán de la quema. El Paterna no pudo aguantar la categoría y cayó de nuevo a la regional preferente.
El año siguiente volvería a ser nefasto para los intereses del Paterna quien sufriría un descenso a primera regional donde estuvo unas cuantas temporadas más y algunas de ellas cerca de bajar a la segunda regional. Fue una etapa donde Diego Ramón había dejado la presidencia momentaneamente pero la vuelta del presidente sería vital para relanzar de nuevo al club.
El comienzo de la temporada 97-98 no fue muy bueno y tras nueve jornadas disputadas el presidente decide un cambio en el banquillo dandole la alternativa a un jovencisimo entrenador que debutaba en los banquillos, era Alberto Araujo, quien con apenas 21 años tomó las riendas de un equipo historico en horas bajas y que al terminar la liga lo había devuelto a la regional preferente consiguiendo la nada despreciable cifra de 52 puntos en 21 partidos.
En la siguiente temporada los de Araujo terminarían en una honrosa séptima plaza y en la 99-00 conseguiría el campeonato de su grupo en la regional preferente con 80 puntos que hasta entonces era el record de los paterneros en la categoría. El bombo del sorteo quiso que el otro mejor equipo de la regional preferente, el Vinaros, fuera el rival de un Paterna que mereció el ascenso y que no pudo conseguir por el valor doble de los goles ya que en Vinarós la victoria caeria del lado de los castellonense por 1 a 0 y en la vuelta ganaría el Paterna por 2 a 1 con el gol del Vinarós conseguido tras un penalty algo más que discutible. El fútbol no fue justo con un equipo paternero que hizo una fenomenal campaña.
Aquellos años 90 dejaron en los aficionados la huella de jugadores muy queridos y de la tierra, tal es el caso de nombres como Ismael, Antuán y sobre todo un jovencisimo Diego Ramón que con el tiempo se convertiría en el único jugador que ha sido capaz de además de jugador, portar el brazalete de capitán, ser entrenador y presidente de la entidad.

Nueva década. Nuevo milenio
En las tres primeras temporadas del nuevo milenio el Paterna coleccionó dos terceros puestos pero sin jugar la promoción ya que por aquel entonces solo eran los dos primeros los que la jugaban. La 03-04 sería otra temporada para enmarcar, los paterneros terminaron primeros de su grupo de preferente por delante delante del Quart y del Utiel en otro final de temporada de infarto ya que los paterneros vencieron en Cofrentes por cero a dos y empatados a puntos con el Quart fueron primeros. En la liguilla de promoción no se pudo ascender pero la repesca por los equipos ascendidos a segunda B y el descenso del Valencia-Mestalla propició el tercer ascenso en la historia paternera a tercera división.
Luismi Iglesias había sido el entrenador artifice del ascenso y comenzó la temporada siguiente en tercera. El inicio de iga no fue nada bueno y fue sustituido por Ángel Sáiz, el equipo llegó a la última jornada con posibilidades de salvación si ganaba en Pego, y lo hizo por dos a cuatro pero un empate inesperado del Benicasim ante el campeón Mestalla le otorgó un punto salvador a los rojiblancos.
La temporada siguiente se rozó el ascenso tras una gran temporada en el grupo 2 de la regional preferente pero el Crevillente apeó los gualdinegros a pesar de la victoria en el partido de ida de la promoción en el Gerardo Salvador con gol de Iván Sánchez. Eran los años donde destacaban además de Diego Ramón jugadores como Noé, Israel, Dani Camps, Toni Antón o un jovencisimo Juárez que en la actualidad es uno de los capitanes del Paterna.
En el verano anterior a la temorada 06-07 se pone el césped artificial al Gerardo Salvador y además se retoma el futbol base con la creación de la escuela del Paterna CF bajo las órdenes de Simón Zurriaga que sería su primer director. Una temporada que en lo deportivo pasó sin pena ni gloria con con baile de entrenadores incluido ya que Vicente Lázaro que fue el que comenzó no logró terminarla.
Con la llegada de la temporada 07-08 la directiva comandada por Diego Ramón Verdú hizo un esfuerzo importante con contrataciones importantes entre las que destacó la vuelta del paternero Ismael, la llegada del argetino Gaitán, el delantero Ismael o el cancerbero Manu pero el equipo terminó quinto clasificado y sin conseguir el objetivo de la promoción.
El final de la década sería el de las promociones contra los equipos alicantinos con Antonio Jareño en el banquillo. En la 2008-09 el equipo se proclama campeón del grupo II en un final igualadisimo con una jornada final ante el Mislata que dió con los dos equipos jugando la promoción, una promoción en la que se caería frente al Altea. En la siguiente también se promocionó y también un equipo alicantino como el Benissa apearía al Paterna de su llegada a tercera, esta vez con un arbitraje muy controvertido en la localidad alicantina y que estuvo en un tris de que el Paterna abandonase el terreno de juego por el tratamiento recibido. Al final no fue así, los gualdinegros tiraron de deportividad y acabaron un partido que no parecía destinado a ganar a pesar de su buen juego. Era la epoca de los Manu, Caparrós, Alex, Carlos Sanchis, Forés, iván, Iñaki, Simón, Berni, Nando, Grau, Tarazona, Carlos Mora, Pablo Villa o Juan Rodríguez.
En el tramo final de la década cabe también destacar el papel de juvenil que consiguió jugar la promoción de ascenso a liga nacional cayendo frente al Hércules en un equipo plagado de paterneros con jugadores como Ribelles, Peco, Rojas, Guillot, etc.

2010-2020, la década prodigiosa
Las dos temporadas iniciales de esta década sirvierón para que el Paterna se mantuviese en la zona noble de la clasificación pero sin que el equipo entrenado por Titín llegase a jugar la promoción de ascenso. En la segunda de estas temporadas se haría cargo Diego Ramón Leal del banquillo hasta finalizar la misma.
En el verano del 2012 llega al banquillo del Gerardo Salvador Luis Escudero tras un ascenso y dos brillantes temporadas en L’Eliana, ni el aficionado más optimista podía pensar en vivir lo que se vivió en las dos temporadas siguientes. La primera no comenzó my brillante, con una victoria minima por uno cero ante el Godella, ademas en los últimos dias de septiembre el Gerardo Salvador fue arrasado por una riada que obligó al equipo a entrenar y jugar fuera de su estadio durante buena parte del campeonato. Las diez primeras jornadas se saldarón con diez victorias consecutivas y el Paterna en una temporada sublime alcanzo el recor de puntos de la historia de la preferente valenciana, un record no batido en la actualidad anotando 92 puntos y cediendo tan solo dos empates y dos derrotas en todo el campeonato. Como no podía ser de otra manera el equipo acabo ascendiendo a tercera división y jugadores llegados en aquella temporada como Xenxo o Selu estarían llamado a entrar por la puerta grande en la historia del club
Aquel equipo en el que también estaban hombres como Tello, Fran, Carrascosa, Montaner, Hector, Juanito, Penadés etc. reforzados con jugadores como Ribelles realizó la temporada siguiente en tercera toda una gesta al clasificarse a falta de una jornada para la promoción de ascenso a segunda B. La suerte quiso que los paterneros se midieran al conjunto catalan de la Montañesa, en el Gerardo Salvador un gol de Tello dejaba la decisión para la vuelta con un uno a dos a favor de los catalanes. En la vuelta el sueño parecía vivo con un gol de Selu pero al final los barceloneses remontaron y el Paterna cerraba así una temporada de ensueño.
Luis Escudero terminaba su periplo y le sucedería Jareño que retornaba al club, los paterneros consiguieron el objetivo de la salvación en una temporada más que digna con un equipo que nunca sufrió en la clasificación y que se mostró muy serio y solvente acabando el campeonato de manera tranquila.
En el verano del 2015 aterriza en el banquillo el entrenador que de momento más partidos ha dirigido al Paterna en la tercera división con un total de 184 partidos dirigidos hasta la fecha. En las cinco temporadas ha conseguido el objetivo de mantener al club en categoria nacional y a pesar de que mucho ha cambiado la fisonomía de la plantilla siempre ha sabido sacar provecho de los jugadores que han vestido la elástica gualdinegra.
Aquella primera alineación que presentó Luis Navarro en su debut con el Paterna en la temporada 2015-16 estaba formada por Borja, Baeza, Fran Momparler, Fernando, Guille Pastor, Vicent Tomás, Carlos Prieto, Juan Dario, Rafa Ribera y Pablo Agudo, posteriormente saldrían Alex Gil y Faus.
Cinco temporadas donde poco a poco se ha ido incorporando aficionados al Gerardo Salvador donde cada vez la comunión entre equipo y grada es más evidente. Los partidos del Paterna en casa consiguiendo resultados importantes ante los mejores equipos del futbol valenciano ha propiciado en buena medida el regreso de aficionados a las gradas.
La ultima temporada 2019.20 ha resultado algo atípica al ser suspendida en la jornada 29 por el COVID-19. Una temporada donde además de la permanencia del primer equipo, el club ha podido poner dos broches de oro al trabajo realizado por los responsables de la cantera gualdinegra, ya que tanto el filial como el juvenil han conseguido el ascenso. El Filial alcanzando por primera vez en la historia el ascenso a la regional preferente comandados por Kike Vega desde el banquillo y los juveniles con un ascenso más que merecido a liga nacional por segunda vez en la historia de la entidad de la mano de Carlos Lluna.
Nunca antes en la historia de la entidad el club había conseguido meter a sus tres equipos tan alto en competiciones oficiales, un hito ante el cual el club se haya esperanzado en la nueva temporada.